lunes, 22 de septiembre de 2014

Tuneando tablón de corcho

Hola a tod@s,

Hace unos días os enseñe el organizador de hilos que colgué encima del escritorio, pero no estaba 100% convencida sobre si pegaba ahora el triste corcho, así que decidí entelarlo para darle un poco de color. Estos son los materiales que vamos a utilizar: corcho, tela, cinta de doble cara y tijeras.


Lo primero cortar la tela, yo la corte un poco más larga de lo necesario para hacer un bolsillo donde guardar cosas (como por ejemplo las gafas que siempre andan dando vueltas, ya que las utilizo solo para leer).

Lo primero una cinta de doble cara para pegar lo que va a ser el lado superior

Luego hacer la doblez para hacernos una idea de donde va a ir, pegar una cinta entre el corcho y la tela y otra justo en la doblez (la flecha indica donde está la cinta entre el corcho y la tela).

Para terminar los lados largos, solo falta pegar la parte inferior, No se si me explico como un libro cerrado, así que por si queda alguna duda, os adjunto un esquema:
Ahora los lados cortos, pegamos una cinta en la parte de atrás de cada lado:
 
Ahora con la ayuda de la plancha hacemos los pliegues en las esquinas


Y así es como quedo:


¿Que os parece? La verdad es que lo hice en 10 minutos y le da un punto de color a la habitación tan blanca.

sábado, 20 de septiembre de 2014

Reciclando: Bandeja de bañera convertida en organizador de hilos

Hola a tod@s,

Hace un mes me encontré en la calle esta bandeja de bañera (creo que es de Ikea)


Y pensé: está en buen estado ¿que puedo hacer con ella? Empece a darle vueltas hasta que me acorde de un organizador de hilos que vi en Pinterest. De hecho (solo por curiosidad) encontré una web americana donde lo vendían: precio + transporte = prohibitivo. Así que le di otra vuelta de tuerca y decidí hacérmelo yo misma con la bandeja de bañera.


Lo primero limpiar (eso ya lo había hecho en cuanto entro en casa), Luego hacer los agujeros para los clavos. Pensé que para hacer todos los agujeros a la misma distancia lo mejor era usar una cinta washi de puntitos y remarcar en rojo donde debía taladrar.


Lo que en principio pareció buena idea al final no lo fue porque la cinta cada vez se despegaba más (había que hacer dos filas de agujeros para los hilos y otras dos para las canillas) así que al final lo mejor fue regla y lápiz usando como referencia los agujeros que ya tenía hechos.


Y una vez terminados los agujeros lijar, luego una capa de tapaporos y primera capa de pintura


Ya solo faltaba volver a lijar y una segunda capa de pintura. Para la pintura use una pintura base (blanca) teñida con unas gotas de tinte azul. Y como la primera capa me quedo muy clara (30 g. de pintura base + 2 gotas de tinte process blue) en la segunda ya conseguí el tono que quería (40 g. de pintura base + 4 gotas de tinte). Ya solo faltaban los clavos para sujetar las bobinas y canillas.

Y no me enrollo mas, así es como quedo:




Para ser lo primero que pinto no está mal. Y lo más importante, espero que os de ideas para darle al coco y reutilizar lo que podamos: GENERAR MENOS RESIDUOS + GASTAR MENOS + DESARROLLAR CREATIVIDAD.... ¿quien da más?

Como siempre espero que os guste y si queréis compartir algo que hayáis reciclado aquí estamos (nido mandarina@gmail.com)

Con esta entrada participo en el finde frugal del blog colorin colorado


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...